Más de 600,000 inmigrantes y refugiados llegaron a Europa pasando por el mar Mediterráneo en 2015; mientras que más de 3,100 murieron o desaparecieron, anunció el viernes la Organización Mundial de las Migraciones (OIM).

En total, más de 613,000 inmigrantes y refugiados cruzaron el mar Mediterráneo, de los cuales 473,000 llegaron a Grecia y 137,000 alcanzaron las costas de Italia, según la OIM.

Según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR), la mayoría de ellos son sirios. En Grecia, representan el 69% de las llegadas.

Un portavoz de ACNUR, Adrian Edwards, afirmó que hubo en los últimos días un incremento de llegadas a Grecia, con un promedio de entre 70 y 80 barcos arribando por día.

La llegada de miles de refugios y inmigrantes ha añadido tensión a la *caótica situación de la isla de Lesbos. *"El personal de ACNUR tuvo que ser evacuado brevemente de un centro de registro ante un estallido de violencia", contó Edwards.

Un portavoz del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Christophe Boulierac, explicó que la lluvia y el frío son unos de los principales desafíos para los inmigrantes, especialmente a su llegada a los Balcanes.

Boulierac indicó también que "una misión de Unicef en Alemania recibió informes que dan parte de varias denuncias de incidentes, violencias y abusos relacionados con el sexo en centros de acogida".

Turquía

ABATIDO POR QUERER CRUZAR FRONTERATurquía enfrió el entusiasmo de la Unión Europea criticando su "plan de acción" para frenar el flujo de inmigrantes, mientras en la frontera búlgaro-turca un afgano moría por un disparo de un guardia fronterizo.

Bulgaria

Al término de una cumbre europea el jueves, se anunció haber llegado a un acuerdo con Turquía para un "plan de acción" destinado a f*renar la llegada de inmigrantes* a la Unión Europea. Pero Ankara consideró que se trataba solo de un "proyecto".

"No es definitivo (…) es un proyecto en el cual estamos trabajando", dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Feridun Sinirlioglu, en Ankara.

Y cuando se llevaba a cabo esta cumbre, el jueves en Bruselas, la crisis migratoria se cobró una nueva vida: un afgano proveniente de Turquía que intentaba ingresar en Bulgaria de manera ilegal, murió por un disparo de un guardia fronterizo búlgaro.

Según ACNUR, se trata del primer caso conocido de tiro mortal de las fuerzas de seguridad desde el inicio de la afluencia masiva de inmigrantes a Europa.

La víctima formaba parte de un grupo de 54 migrantes localizados por una patrulla en una carretera próxima a Sredets, cerca de la frontera búlgaro-turca, y fue alcanzado por una bala disparada al aire por un guardia fronterizo, según las autoridades.

Bulgaria

El presidente de Bulgaria, Rossen Plevneliev, lamentó la trágica muerte y pidió una acción "rápida" de la UE para afrontar la crisis de refugiados.