Es una idea que puede ser muy rentable. (Perú21)
Es una idea que puede ser muy rentable. (Perú21)

Fabiana Sánchezfsanchez@peru21.com

"Puedes tener el peor de los trabajos, pero si te gusta lo convertirás en el más preciado de todos", dice una frase muy conocida. Transformar nuestro pasatiempo en una empresa es una idea que, bien manejada, puede ser muy rentable.

Lo primero que hay que tener en cuenta, explica Javier Sotomayor, profesor del Centro de Innovación y Desarrollo Empresarial de la Pontificia Universidad Católica del Perú, es que además de sentir agrado por el sector, se debe conocer el mercado al cual se dirigirá.

"Hay que definir si será un negocio alterno a nuestro trabajo o nuestra única fuente de ingresos", refiere.

ALTERNATIVASEl experto precisa que si le gusta cocinar, una buena opción es poner un restaurante o un negocio de banquetes (catering).

Si lo suyo son los dibujos y la creatividad, el analista aconseja tomar un curso de diseño gráfico para luego abrir una empresa dedicada a ese sector.

"Si le gusta el baile, enseñe el ritmo en el que mejor se desenvuelve. Puede especializarse en uno solo o practicar otro tipo de música para brindar más alternativas", indica.

En la misma línea, el portal señala que las personas que gustan de levantar pesas, hacer yoga o aeróbicos, pueden convertirse en instructores o considerar un puesto de trabajo como entrenador para las escuelas y clubes.

Para los amantes de las cámaras que tienen habilidad para fotografiar, una buena opción es vender sus retratos o ser contratados por una empresa que desee una reproducción gráfica de sus actividades.

El portal refiere que las personas que disfrutan de las manualidades tienen como alternativa la artesanía fina, pues muchos gustan de comprar piezas hechas a mano.