(Ernesto Quilcate/USI)
(Ernesto Quilcate/USI)

¿Montaje? La noche del martes la Policía (26) como uno de los tres 'marcas' que perpetraron el en la notaría Paino, en Surquillo. Incluso aseguraron que el detenido había confesado su participación en el crimen.

Sin embargo, hay serias dudas sobre esta captura, que se dio –quizá por una feliz coincidencia– justo cuando la del jefe de la Policía, general , luego de que difundimos un ni tráfico vehicular tras el asesinato y robo en la notaría Paino.

Según pudo conocer Perú21, la Fiscalía no intervino en el operativo en el que se capturó Mejía Espinoza. Es más, tiene observaciones porque no hay elementos para vincular al detenido con la escena del crimen.

Mejía Espinoza fue intervenido ayer en las inmediaciones de la fábrica en la que trabajaba como agente de seguridad, ubicada en la urbanización Santa María, en Huachipa, y se le incautó, según la Policía, un revólver calibre 38 –con número de serie 61741–, 12 cartuchos, pasamontañas, un papel con la dirección de la notaría Paino, 15 ketes de pasta básica de cocaína y 10 pacos de marihuana.

EXTRAÑA INTERVENCIÓNSin embargo, la Fiscalía cuestiona varios pasos de la investigación. Primero, que Álex Mejía fue apresado por una orden de captura en su contra por el delito de estafa y no por el asesinato ocurrido en la notaría. Además, en la intervención no participó el fiscal del caso, Eduardo Egúsquiza, a quien no se le avisó del operativo.

El otro punto es que no hay cómo ligar al detenido con la escena del crimen porque no existen huellas digitales ni prueba de absorción atómica, pues los criminales usaron guantes quirúrgicos, y tampoco un video que lo comprometa, pues usaban pasamontañas.

¿OTRA FARSA?En la misma línea, el periodista y columnista de Perú21, , dijo tener información de que Mejía sería un delincuente común y no uno de los asesinos de la notaría.

"He hablado con amigos policías que me aseguran que este Álex Mejía que presentan en tan espectacular conferencia de prensa como si fuera Pablo Escobar… es un pobre chorito de poca monta que nada tiene que ver con ninguno de los dos crímenes (…) Pero ninguna farsa va a detener la caída libre del general Salazar", escribió Ortiz .