(Andina)
(Andina)

La Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento () señaló hoy que las familias afectadas por el desborde de aguas servidas producto de la deberán ser indemnizadas por Sedapal, pues están protegidas por un seguro de responsabilidad civil.

Personal de Sunass constató que el colapso del sistema de alcantarillado —que se registró en la intersección de la avenida Los Ángeles con la calle Santa Ana— fue originado por la irresponsabilidad de algunos ciudadanos que arrojaron allí desperdicios sólidos como pañales, trapos e, inclusive, una pelota de plástico.

Las familias afectadas, ubicadas principalmente en el pasaje Santa Rosa de la Asociación Villa el Carmen, son atendidas por Sedapal, a fin de limpiar y desinfectar las casas y calles afectadas.

La Sunass exhortó a los usuarios a no arrojar objetos en las redes de alcantarillado e invocó a denunciar a las personas que hagan mal uso de ese sistema.