Eran cerca de las 07:00 horas de hoy cuando un estruendo alarmó a los vecinos del asentamiento humano Santa María, en . La ruptura de una tubería del ramal norte de la planta de ocasionó una gran inundación en la zona.

La fuerza del agua rompió las paredes de varias viviendas y destruyó el muro de la institución educativa Nº158, dejando a la guardiana del plantel sin hogar.

Los vecinos afectados contaron en Canal N que* el agua alcanzó una altura de 1.6 metros*. Muchos han quedado con lo que llevaban puesto y tratan de salvar algunas de sus pertenencias sepultadas por el lodo.

Carlos Paredes, jefe de Operación y Mantenimiento de Redes de , indicó que la fuga está controlada y que se debió al colapso de una tubería de 1,800 mililitros.

El funcionario resaltó que se está retirando el agua empozada y que una compañía de seguros visitará los inmuebles afectados para evaluar los daños.

En las redes sociales indicaron que el torrente llegó hasta las avenidas Próceres de la Independencia y Wiesse.