El reactor nuclear más potente de Latinoamérica es peruano. Lleva el nombre del prominente periodista científico Óscar Miró Quesada de la Guerra (RACSO) y se ubica en Carabayllo, a 42 km de la ciudad de Lima.

Fue inaugurado el 19 de diciembre de 1988. Entre sus funciones más importantes está la producción de radioisótopos (elementos radioactivos) que se emplean en el país para diagnosticar enfermedades como el cáncer.

Sin embargo, su tecnología va más allá. Ayuda a producir fármacos útiles para la agricultura y el cuidado del medio ambiente. En este lugar, científicos peruanos desarrollan nuevas tecnologías. Para poder visitar el lugar, usted debe enviar una solicitud al correo jcusi@ipen.gob.pe o comunicarse al fax 2260026.

Texto: Óscar FloresFotos: Roberto Cáceres

TAGS RELACIONADOS