En una clara infracción a la ley, un agente motorizado de la Policía de Tránsito, más conocido como 'liebre', le abrió paso por diversas calles del a un taxi que transportaba a una persona que se hospeda en el hotel Sheraton.

De acuerdo a las imágenes de América Noticias, el efectivo paralizó el tránsito y realizó maniobras temerarias en plena hora punta para que el Toyota negro de placa B8K-415 pueda llegar rápido a su destino. Pero lo que llama la atención es que este vehículo no pertenece a ninguna entidad del Estado ni es propiedad de un alto funcionario público como para que reciba ese privilegio.

Pese a que las imágenes son categóricas, el policía, de apellido Espino y que maneja la moto de placa VL-8333, negó su falta y aseguró que solo estaba agilizando el tránsito.