(USI)
(USI)

La situación de los penales en el país parece que se le está yendo de las manos al titular del , José Pérez Guadalupe, quien ya tiene un año en el cargo y la institución que dirige sigue a la deriva, aunque culpa de esto a anteriores gestiones.

Ni bien se había tomado conocimiento de los , anoche un grupo de internos del pabellón 6A del penal Castro Castro, en Lima, se enfrentaban a cuchillos y a golpes por el control de ese lugar.

Perú21 supo que, como consecuencia de este hecho, 20 presidiarios fueron trasladados al penal de Piedras Gordas, en Ancón.

En dicho pabellón se encuentran internos de alta peligrosidad como secuestradores y violadores. Trascendió que hubo más de 20 heridos con arma punzocortantes.

Leonardo Caparrós, exjefe INPE, dijo que hace falta una política integral que haga que todo el manejo sea sincronizado, y además criticó los nombramientos, donde no solo no se sanciona las inconductas de los funcionarios, sino que se les premia.

"Tenemos al director regional de Lima, Henry Cotos, que sigue en el cargo a pesar de las denuncias en su contra. También está el caso de Óscar Castilla,quien fue retirado del cargo de director del penal de Ancón por haber hecho las cosas mal, pero resulta que ha sido nombrado director del penal de Arequipa, es el amo y señor de Arequipa, ha sido premiado", refirió.

Agregó que en el caso de Challapalca, este penal no reúne las condiciones para manejar una población de 250 internos. "Por eso siempre ha tenido 30 o 50 presos, pero si hay más de 100, la situación es preocupante", anotó.

NO ES LA PRIMERA VEZCabe recordar que el 19 de febrero pasado, 17 internos de Challapalca, quienes fueron recapturados días despúes.

Perú21 reveló que la fuga fue advertida cuatro meses antes por los funcionarios de ese recinto carcelario sin que las hicieran algo al respecto.

Solo entre el 15 y el 31 de octubre de 2011, personal penitenciario de Challapalca emitió más de 20 memorandos, oficios e informes advirtiendo de las falencias.

Asimismo, el pasado 2 de noviembre ocurrió otra reyerta en el recinto carcelario de Yanamayo, que dejó dos internos muertos.