Ante la ola de accidentes de tránsito que ocurren en la capital, el jefe de operaciones de Orión, José Fuentes, anunció que los choferes de la cuestionada empresa de transportes serán sometidos a una evaluación psicológica para determinar si cumplen con los requisitos para estar al volante.

La noticia se dio al tratar de justificar la gran cantidad de sus conductores que tienen varias papeletas acumuladas y sin pagar. "Lamentablemente a veces la información (sobre las papeletas) no esta digitalizada", señaló.

"Tampoco estamos diciendo que nuestros conductores son angelitos pero tenemos que darles trabajo", indicó Fuentes, y aclaró que la no evade su responsabilidad.

A su vez, Julio Rodríguez, abogado de la compañía, volvió a evadir la responsabilidad de la empresa y señaló que la en la capital es la Municipalidad de Lima.