Cambios se dan cuando ciudadanía espera más efectividad de la Policía ante ola de asaltos. (Marcos Rojas)
Cambios se dan cuando ciudadanía espera más efectividad de la Policía ante ola de asaltos. (Marcos Rojas)

Pese a la ola de inseguridad que se vive en la capital —y en gran parte del país—, el Gobierno insiste en experimentar con la , pasando al retiro a 293 coroneles, 168 comandantes y 79 mayores, con lo que se fomenta el "descabezamiento generacional" de esta importante institución.

Así lo sostuvo el congresista y exministro del Interior , quien señaló que entre los policías que han sido dados de baja hay "gente muy valiosa" y auténticos especialistas en "investigación criminal, orden público, prevención de delitos y lucha contra el narcotráfico".

Cada cambio, afirmó el parlamentario, hace que se vaya perdiendo todo lo avanzado en materia de seguridad, en especial en lo referido a prevención. "A este paso, calculo que en unos 10 meses tendremos que sacar a las calles a las Fuerzas Armadas para que se encarguen de la vigilancia de las calles", dijo.

NO SE TRATA DE BOTARMientras todo esto ocurre en la PNP, el panorama en la ciudad es cada vez más alarmante. Ahora, las bandas organizadas son mucho más violentas. Los hampones ya no solo ingresan a casa vacías y no tienen el menor reparo en incursionar en centros comerciales, como ocurrió a inicios de diciembre del año pasado en .

"Esto ocurre porque se viene desarticulando el sistema preventivo, el trabajo de inteligencia. Por eso es que también se producen asaltos en restaurantes, en cines y en salones de belleza, entre otros locales de gran concentración de público", refirió Salazar.

Pidió tomar este tema con mucha calma. "No se trata de botar por botar. Hay oficiales que se han especializado en un área y que aún pueden rendir; su esperanza de vida productiva es alta. En la actualidad, ¿quiénes van a quedar para la investigación criminal? Hay gente que ha seguido cursos en el extranjero y que está fuera de la institución", destacó.

Afirmó que este movimiento de personal "se hace sin tener el conocimiento previo de la situación. Esto genera inestabilidad. Hay que tener mucho cuidado de no llegar a extremos".

FALTA OBJETIVIDADSobre este mismo tema, el general Miguel Hidalgo, exministro del Interior, recalcó que cuando los cambios no se hacen con objetividad, pierden el sentido de renovación. "Se están mezclando los pases al retiro con medidas disciplinarias, lo que termina manchando honras", indicó.

Sostuvo que la motivación real es sacar de la PNP al personal que ha participado administrativamente en el resguardo que se le brindó al exoperador montesinista Óscar López Meneses.

Por su parte, el general Remigio Hernani, también exministro del Interior, criticó que se mantenga al actual director de la Policía, general Jorge Flores Goicochea, quien, afirmó, está vinculado con en el caso López Meneses.

"Es un elemento negativo. ¡Si comenzamos por esa autoridad, qué podemos esperar del resto! Veo las cosas sombrías en la Policía", expresó.

TENGA EN CUENTA

- Entre los coroneles pasados al retiro figura Walter Olivo Romano, jefe del grupo Génesis, creado el año pasado por Wilfredo Pedraza, exministro del Interior, para luchar contra los 'marcas' y los sicarios.

- También figura el coronel Horacio Munaya, exjefe de la Dirección de Protección de Obras Civiles. Uno de los generales que se va es César Cortijo, director de la Dirincri.