Los hampones lanzan bombas molotov a los chifas para que los propietarios paguen inmediatamente el monto solicitado. (USI)
Los hampones lanzan bombas molotov a los chifas para que los propietarios paguen inmediatamente el monto solicitado. (USI)

Alarmante. Los integrantes de la mafia del Dragón Rojo que operan desde hace varios años en nuestro país –y cuyos cabecillas están actualmente encarcelados– siguen al acecho en Lima. Desde el penal de máxima seguridad Piedras Gordas, en Ancón, continúan creando el terror con amenazas de muerte.

Así lo revelaron fuentes de la División de Investigación de Secuestros de la Dirincri.

De acuerdo con altos oficiales, Chen Zhenping (37), He Huiguang (37), Wu Yanlei (29), Paul Josué Castillo Pachas (32) y Ye Yaochi (32) realizan llamadas telefónicas intimidatorias e, incluso, mandan a otras personas para que amedrenten a los propietarios de chifas.

Uno de sus propósitos es evitar que sus víctimas reiteren las denuncias por el delito de extorsión. Además, coaccionan a los traductores que acuden a las diligencias judiciales con la finalidad de dilatar el proceso.

EXTORSIONESDesde abril del año pasado, el cobro de cupos a los propietarios de estos restaurantes creció de manera preocupante.

Los hampones acudían a los chifas y exigían entre 10 mil y 30 mil dólares a los dueños. Si ellos se negaban, comenzaban a hostigarlos enviándoles mensajes con amenazas de muerte, balas en pequeñas cajas y, en algunos casos, hasta lanzaban bombas molotov en sus locales.

Entre los distritos en los que operaban estos delincuentes figuraban Lince, Cercado de Lima, Independencia, San Borja, San Juan de Miraflores, Callao, Lurín, Ate, Chorrillos, San Miguel y Villa María del Triunfo

En junio de 2011, los agentes de la División de Secuestros capturaron a cinco integrantes de esta mafia, entre ellos un peruano. En ese momento se les encontró material explosivo.

Sin embargo, dos de los extranjeros huyeron. Ellos fueron identificados como Huang Son y Chen Son Ping.

Se tiene conocimiento de que ambos continúan operando en la capital y captan a peruanos para cometer sus acciones ilícitas. Además, siguen extorsionando, pero las víctimas no denuncian el delito por temor.

EN GAMARRAPrecisamente, un grupo de delincuentes que dice pertenecer al Dragón Rojo viene acechando a empresarios acaudalados del emporio comercial de Gamarra.

La semana pasada, la empresaria dedicada a la comercialización de telas Jenny Jéssica Mendoza Palacios fue asesinada de un balazo en la cabeza.

Su cuerpo fue encontrado a la altura del kilómetro 80 de la carretera Panamericana Sur, en Cañete.

Su exesposo y socio, el empresario Daniel Baldeón, denunció que hace algunas semanas había recibido constantes amenazas de unos delincuentes que se identificaron como miembros del Dragón Rojo y que le exigieron 25 mil dólares a cambio de no atentar contra su familia.

Él accedió y, cuando entregó el dinero a un sujeto identificado como Raúl Sánchez Arbijo, la Policía lo capturó. Por ello, Baldeón asegura que detrás del homicidio está el citado grupo criminal.

Pero no es el único caso. La noche del 30 de junio del año pasado, Élmer Zelaya Egúsquiza, dueño de siete locales comerciales y de varios lotes de terrenos, fue asesinado de un disparo en la cabeza en un restaurante.

De acuerdo con sus familiares, el motivo del homicidio habría sido que el comerciante se negó a pagar varios miles de dólares que le exigía un grupo de extorsionadores.

La Policía sospecha que la misma banda que acabó con Zelaya asesinó a la empresaria Jenny Mendoza.

Por otro lado, tan solo durante este año se han presentado ocho denuncias de extorsión en agravio de los hombres de negocios del mencionado emporio comercial.

No obstante, los agentes del orden aseguran que por lo menos hay más de 10 víctimas, pero que no se atreven a denunciar estas acciones por temor a que atenten contra sus vidas.

SABÍA QUE

- En los últimos años, las extorsiones se han incrementado en forma alarmante en el norte del país.

- La Fiscalía investiga a empleados del Reniec por emitir DNI auténticos a inmigrantes asiáticos ilegales.

TENGA EN CUENTA

- La mafia china del Dragón Rojo es la tercera organización más peligrosa a nivel mundial. Está por debajo de las mafias rusa e italiana.

- En Sudamérica operan con mayor fuerza en Argentina, donde se dedican principalmente a extorsionar a los ciudadanos chinos que son propietarios de minimarkets.

- A raíz de las dificultades económicas que surgieron en el país del sur, los hampones migraron hacia Perú, Venezuela, Bolivia y Brasil.

- Todos ellos han ingresado a estas naciones de manera ilegal.

- Por lo general, tienen antecedentes penales en su país.

- Además de la extorsión, los hampones asiáticos se dedican al sicariato, a la trata de personas, al tráfico de armas y al tráfico ilícito de drogas.

- Si usted o su familia es víctima de extorsión por supuestos integrantes del Dragón Rojo u otra organización criminal, denuncie el hecho en la División de Secuestros.