(USI/Difusión)
(USI/Difusión)

El Poder Judicial del Perú declaró procedente el pedido de extradición activa que formuló la Corte Superior de Justicia de Ica contra el ciudadano argentino Mauro Nicolás Fernández, miembro de que entró a la zona intangible de las Líneas de Nasca para colocar un mensaje ambientalista en diciembre de 2014.

El Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de Nasca presentó dicho pedido contra este miembro de Greenpeace, quien es procesado por el delito de atentado contra monumentos arqueológicos por ocasionar daños en las Líneas de Nasca.

En enero pasado, Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de Nasca, que preside la jueza Patricia Bejarano Tuesta, declaró fundado el requerimiento de prisión preventiva contra el activista argentino de Greenpeace, quien deberá cumplir 6 meses de prisión preventiva en un penal local por invadir la zona de la figura del Colibrí.

Tras conocerse esta decisión, Greenpeace negó que Mauro Nicolás Fernández haya sido arrestado o que cumpliera arresto domiciliario, debido a la versión que la Interpol lo había ubicado y caturado por pedido de Poder Judicial del Perú.

TAGS RELACIONADOS