Como forma de protesta contra el gobierno chavista de , un grupo de jóvenes del Colectivo Juvenil en Defensa de la Democracia en Venezuela dejó en las puertas de la embajada de este país numerosos rollos de , que previamente habían recolectado a través de una campaña.

Según informaron a través de un comunicado, tras la colecta los jóvenes llegaron a entregar todo lo reunido a la embajada de este país. Sin embargo, el embajador Alexander Yañez Deleuze se negó a recibir estos "aportes".

Pese a ello, el Colectivo dejó en la puerta de la embajada la enorme cantidad de rollos de papel.

Junto con el papel higiénico fueron muchos los que escasean en . Frente a esto, en todo momento el régimen chavista aseguró que el desabastecimiento respondía a un "complot" de los empresarios para desestabilizar al gobierno.