INEI
INEI

Después de que Jennifer Villena de 37 años fuera violada el pasado 22 de octubre en mientras cumplía su labor de empadronamiento del , jamás pensó que se le acercarían a ofrecerle dinero a cambio de que no revelara la agresión sexual. Pero así sucedió.

Mientras Jennifer Villena interponía la denuncia en la comisaría, un sujeto identificado como Segundo Sánchez Acosta se presentó como trabajador del INEI y le ofreció una suma de mil soles a cambio de no revelar el ataque, según consignó el programa dominical Cuarto Poder.

“Él es quien me dijo a las 5 de la tarde que me quede ahí y en la noche me ofreció mil soles (…) No me dijo su cargo solo que estaba encargado de esa zona”, contó. 

El abogado de Villena, Ismael Arroyo Roca, averiguó que Segundo Sánchez, al momento de sobornar a la abusada, estaba acompañado del abogado Fernando Pinillos y de Edison Centurión Arizola, coronel en retiro y coordinador nacional de seguridad del INEI.

Cuarto Poder reveló que de acuerdo a fuentes policiales, Segundo Sánchez Acosta, quien habría sobornado a la abusada, ingresó a esa comisaria el día de los hechos como miembro del INEI, vistiendo un chaleco azul. 

Según la Defensoría del Pueblo, consignó el citado medio, los protocolos de seguridad del censo estuvieron mal diseñados desde el principio, empezando por el Instituto de Estadística e Informática (INEI) y el Ministerio de la Mujer.

Francisco Costa, el nuevo representante de la INEI, quien si bien negó rotundamente que hayan intentado dar mil soles, dijo: “En el supuesto negado que sea un personal del INEI que le caiga todo el peso de la ley”.

"Hemos conversado y ha negado esto (el intento de soborno). Hay una investigación de por medio y que la justicia determine qué sanción habría en el caso de que haya cometido ese acto que repudiamos", comentó Costa.