Expertos advierten que más mujeres tienen acceso a los cigarrillos debido a la mejora de su poder adquisitivo. (USI)
Expertos advierten que más mujeres tienen acceso a los cigarrillos debido a la mejora de su poder adquisitivo. (USI)

Comenzó a fumar a los 15 años, convencida por sus amigos del colegio que también lo hacían, y le gustó. Elena prefiere no dar su nombre completo, pero nos cuenta que desde entonces –hace casi 30 años– fumaba casi sin darse cuenta cinco o seis cigarrillos al día. Solo dejó de fumar por un período corto de tres años, cuando se embarazó, dio a luz y amamantó a su hija. Hace un año le diagnosticaron cáncer de pulmón y, aunque siempre tuvo una tos crónica, la noticia la tomó por sorpresa. "Ahora que lo pienso me arrepiento. Puedo perder la vida y lo peor es pensar qué será de mi hija, no me perdonaría que mi mal hábito haya podido perjudicarla", dice muy preocupada.

El caso de Elena es solo una muestra de la tendencia creciente que está presentando el tabaquismo en el Perú: aunque en los últimos 10 años la prevalencia del consumo de tabaco mensual en adultos bajó de 26% a 13.5%, cada año más mujeres jóvenes se inician en el hábito de fumar y cada vez son más las afectadas por el cáncer de pulmón.

Javier Manrique Hinojosa, director ejecutivo de Promoción de la Salud, Prevención y Control Nacional del Cáncer del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN), indicó que la cantidad de hombres y mujeres que ahora padecen el mal está casi equiparada. "Antes el cáncer de pulmón era una enfermedad predominantemente del varón, pero ahora del promedio de 400 casos al año en el INEN, casi el 50% corresponde a mujeres", dijo.

La causa principal de este aumento del tabaquismo entre las mujeres sería el mayor poder adquisitivo que estas han logrado en los últimos años. "La mujer se ha empoderado. Por su mayor participación en el mercado laboral, su nivel de consumo ha aumentado y se han convertido en un público interesante para las tabacaleras, que ahora dirigen su propaganda hacia ellas", acotó Manrique.

Lo malo es que en el 98% de los casos el cáncer de pulmón se diagnostica en los estadios 3 y 4, cuando las posibilidades de curación son casi nulas. "La mortalidad al año en hombres y mujeres por este mal es del 90%", refirió Manrique. En tanto, Oncosalud señaló que, según sus estadísticas, la mortalidad por cáncer de pulmón es 1.2 veces mayor en las mujeres que en los varones.

MÁS NIÑOS FUMADORESAunque el cáncer de pulmón es una enfermedad mayoritariamente de adultos, se manifiesta por los malos hábitos adquiridos desde joven. En ese sentido, Carlos Bromley, director de Salud Mental del Ministerio de Salud, sostuvo que actualmente el 27% de escolares de secundaria consume tabaco y el 22% de los fumadores se inició en el consumo entre los 12 y 18 años, con amigos o con sus propios familiares.

Además, según la Comisión Nacional Permanente de Lucha Antitabáquica (Colat), uno de cada cuatro universitarios fuma y se estima que cada año 800,000 menores de edad se inician en el hábito de fumar en el Perú.

Bromley recordó que hay muchos pacientes que sin ser fumadores también son afectados por el humo del cigarro, porque viven con personas que fuman o están expuestos en sus trabajos, en bares, discotecas o lugares públicos."Las cifras son graves: el 35% de la población consume tabaco en el Perú.

Esto quiere decir que en cada hogar hay por lo menos una persona fumadora. Además, se estima que 44 peruanos mueren cada día por diversas enfermedades asociadas a su consumo. Empero, parece que aún no hay conciencia de que el tabaco daña todos los órganos del cuerpo humano", aseveró.

PIDEN MÁS IMPUESTOSCarlos Farías, presidente de la Colat, lamentó que, pese a la gravedad del tema, en el Perú aún no exista un programa nacional de control del tabaco, como sí existe en otros países de Latinoamérica. En ese contexto, precisó que en el país hay medio millón de personas adictas al tabaco que no tienen un lugar especializado para tratarse y tampoco pueden acceder a una política pública de medicamentos que los ayude a superar su adicción.

Farías explicó que en las enfermedades relacionadas con el tabaco el Perú gasta cada año 823 millones de dólares –en costos sanitarios como medicinas, médicos, equipos, etc.–, pero por el impuesto a la venta de cigarrillos solo se recaudan 120 millones de dólares por año.

"Esto quiere decir que gastamos siete veces más de lo que recaudamos por el impuesto al tabaco. Eso es una política inconcebible para un producto cuyo consumo genera daño a la salud de las personas. Por ello, el impuesto debería aumentar", anotó.

"Actualmente en el Perú se paga cerca del 46% del precio del cigarro en impuesto, cuando la Organización Mundial de la Salud recomienda que sea el 70%. Eso haría que el cigarro fuese más caro y menos asequible para los menores de edad y la gente pobre, además generaría más recaudación", agregó Farías.

Asimismo, dijo que el Perú tiene la cajetilla de cigarros más barata de Latinoamérica, pues mientras aquí cuesta entre 2 y 2.20 dólares, en países como Ecuador cuesta 4 dólares y en Chile, Venezuela y Uruguay casi pasa los 5 dólares. "Hemos alcanzado al gobierno una investigación en la que se demuestra que si se aumenta el impuesto en 10%, el consumo disminuiría en 7%. Es importante que exista un mayor precio para retraer el consumo y que los ingresos se distribuyan en programas de salud del gobierno, como la prevención del cáncer", manifestó.

NO A LA PUBLICIDADFarías también reiteró su pedido para que el Congreso apruebe el proyecto de ley que busca prohibir la publicidad de cigarrillos en todos los establecimientos comerciales, así como fumar en parques públicos y en espacios donde se practiquen deportes.

La propuesta ya cuenta con un dictamen de la Comisión de Defensa del Consumidor, pero espera hace dos años su debate en el pleno.

"En esos dos años un millón 600 mil niños se iniciaron en el consumo de tabaco y 32 mil personas murieron, ¿cuánto más debemos esperar? se preguntó Farías.

Por: Mariella Sausa (msausa@peru21.com)

TAGS RELACIONADOS