El último miércoles, B.L. (11) murió tras pelearse con su vecino B.S.R. (13), quien lo empujó porque aquél lo había golpeado. El hecho sucedió en la zona de Leoncio Prado, en el .

Los familiares de la víctima sindicaron a B.S.R. como asesino, pero testigos indican que, luego de la gresca, unas personas movieron bruscamente al menor para hacerlo reaccionar y, después de ello, se ahogó con su vómito.

La necropsia ha arrojado que B.L. falleció por asfixia.