El protagonista de la es el ají arnaucho. Su fama en el norte chico del país no tiene comparación, pero más allá es poco conocido. Lo cierto es que este ají, que crece en Supe, le da un toque único a la comida. Es pequeño y fiero, la mayoría de veces es morado, y dicen que es pariente cercano del limo.

Recorrimos este punto gastronómico y la experiencia fue de lo más grata. Ricardo Zender, alcalde de Barranca, nos acompañó en gran parte de este recorrido que incluyó la ruta del pisco, del vino, del ají arnaucho y la visita a las playas escondidas.

“Queremos que Barranca esté en boca de todos”, dice Zender, quien ha desplegado un programa gastronómico con apoyo de los empresarios locales, así como campeonatos de pesca deportiva, concurso de esculturas en arena y pintura, así como la Primera Copa Mundial de Surf.

Alcalde de Barranca.
Alcalde de Barranca.

KASTELO BAR

En Kastelo Restobar, Arturo Cueva y Katia Márquez, nos reciben con un coctel exquisito: arnaucho macerado en pisco de la zona, una delicia para empezar. El plato favorito: el Tacu Tacu con lomo saltado, donde este pequeño y fiero ají, pariente cercano del limo, se luce. “Deseamos que la gente disfrute de nuestra comida en un ambiente especial y acogedor”, dice Arturo, al lado de su esposa Katia, otra enamorada de Barranca.

EL CHEF LITO

Si hay un chef que debemos conocer ese es Lito Acuna, un joven y entusiasta hijo de Barranca que cocina como un dios, y que nos sorprende con cada plato. “Cocinar es mi vida, cocinar es mi pasión”, comenta, mientras recibe frescos lenguados y pulpo. Está en su barra de cocina, feliz, ‘eléctrico’, dispuesto a dejarnos con la boca abierta, el estómago contento y las ganas de volver.

El ceviche 5 Esquinas es buenazo, como el pulpo a la parrilla o el lenguado a lo macho al arnaucho. Delito 340 es su restaurante, destino obligado y muy recomendable. La comida es buena, y compite con el espectáculo que es ver a Lito cocinando. Fascinante.

EL SAMA

El arroz con pato al arnaucho es memorable, y una estrella que sorprendió Mistura en 2016. Miguel Cordova y Sayuri Nakamatsu, son los dueños del Restaurant El Sama, un espacio donde comer es una grata experiencia frente al mar. “Nos hace muy feliz este trabajo porque nos permite mostrar lo nuestro”, dice Miguel, siempre con una sonrisa. Sayuri es chalaca, pero con el corazón de Barranca. “Todo lo hacemos con cariño, pasión y profesionalismo”, asegura. Y la mesa está lista. ¡Qué bien se come en este punto gastronómico!

El circuito de playas de la ciudad de Barranca tiene todo y más de lo que buscas para un gran fin de semana. No falta nada. La comida es variada, las playas son un paraíso, la gente es acogedora, y la bebida (siempre con prudencia) es tan misteriosa como un coctel o alborotada como una cerveza artesanal de la propia ciudad.

DATOS:

El plan Verano 2020 de Barranca es espectacular, además de hermosas playas como Chorrillos, Puerto Chico o la isla del Faraón, hay una serie de espacios escondidos para disfrutar de un fin de semana increíble.

Las noches de Barranca -a solo unas tres o cuatro horas de Lima- son de discotecas y pubs. No falta seguridad, según pudimos verificar.

Barranca, según su alcalde, espera recibir 200 mil turistas durante la temporada.


Barranca

TAGS RELACIONADOS