(Good Morning Britain/YouTube)
(Good Morning Britain/YouTube)

Una nueva polémica envuelve a . ¿Qué ocurrió? La cantante brindaba una entrevista sobre el tiroteo en un festival de música country en —que acabó con la vida de más de 50 personas y dejó más de 500 heridos— cuando los entrevistadores se percataron de la peculiar pose que tenía.

Todo ocurrió cuando Good Morning Britain se conectó mediante videollamada con la estadounidense para que ella promocione su gira navideña, y Piers Morgan, el conductor del programa, aprovechó para preguntarle por su opinión en el tema.

“Es terrible que una cosa como esta suceda. Nadie podría esperárselo. Es algo muy malo. Realmente no sé qué decir”, se encontraba respondiendo la artista cuando él se percató de la pose que ella tenía.

Carey se encontraba recostada sobre un sillón y utilizando un vestido apretado.

Ella había estado en esa posición desde el inicio de la entrevista. Sin embargo, el no cambiar de postura le pareció irrespetuoso a Morgan debido a la magnitud del tema. Por esta razón, él detuvo la entrevista.

Ante este hecho, la intérprete de 'All I Want For Christmas Is You' ha recibido cientos de comentarios negativos en las redes sociales, criticándola por su falta de tino en la situación.