Streep defendió la calidad de la cinta que protagoniza. (Reuters)
Streep defendió la calidad de la cinta que protagoniza. (Reuters)

La actriz estadounidense , quien encarna a en La Dama de Hierro, rechazó las críticas del primer ministro británico, , quien cuestionó el momento en que se proyecta este filme, donde se retrata a la exgobernante vieja y enferma.

"Es una película más sobre el envejecimiento y elementos de demencia sobre una primera ministra estupenda", lamentó Cameron, quien unió su voz a numerosos conservadores que deploran que se presente a Thatcher como una anciana frágil y aquejada de demencia senil.

Meryl Streep afirmó que el retrato de la mujer que gobernó Gran Bretaña con mano de hierro durante 10 años busca "penetrar en el ser humano, en un momento de soledad, al final de su vida", y que las críticas tienen que ver con el "estigma" que acompaña la senilidad.

"El retrato que hacemos de ella, que sufre uno de los 41 tipos de demencia, no es irrespetuoso. Es doloroso, pero es verdadero. Es la vida", afirmó la artista en una rueda de prensa celebrada en un lujoso hotel de París.

"Si la hubieramos mostrado tosiendo, o cojeando, nadie hubiera protestado. Pero hay un estigma especial que acompaña la demencia. La gente la considera vergonzosa", dijo.

Consideró, además, que las críticas confirman que en Gran Bretaña, Thatcher, ahora de 86 años, "es considerada como una santa, un ícono, o un monstruo".

"Además, si Cameron juzga irrespetuoso la película, me pregunto qué diría ella si lo escucha decir en una radio que por qué no esperar y hacer la película cuando ella ya haya muerto", exclamó la actriz, que podría ganar un tercer Oscar por esta interpretación.

Hace una década que la exgobernante británica, quien adquirió el título de 'Dama de Hierro' durante el , no ha vuelto a hablar en público, después de que los médicos se lo aconsejaran a raíz de pequeños ataques de apoplejía que le causaron confusión y pérdidas de memoria. En estos últimos años, sus apariciones sociales han sido contadas.