Flórez apostó por la juventud. (Mario Zapata)
Flórez apostó por la juventud. (Mario Zapata)

Suba el volumen y oído a la música. Novalima —combo musical afroperuano fusionado con electrónica, ritmos latinos, y otros géneros— en este año llegó hasta Nueva Zelanda, Australia, Dubai (Emiratos Árabes Unidos), España y EEUU, entre otros países. "El trabajo de Novalima está mucho más allá de lo que se ha hecho en nuestro país. Es independiente y transnacional", apunta Camilo Riveros, antropólogo y músico.

También se debe destacar el trabajo de Lucho Quequezana. Hizo dos presentaciones, muy concurridas, con la Orquesta Sinfónica Nacional en el que probablemente sea el escenario más importante del país: el Gran Teatro Nacional. Sumemos a ello que sus discos Kuntur y En Vivo aparecen por tercer año consecutivo entre los más vendidos del Perú. Finalmente, su incursión televisiva con Prueba de Sonido ha sido un aporte importante para la difusión —de una forma no tan convencional— del trabajo de los artistas locales.

EL TENOR Y LOS NIÑOSDe otro lado, la figura de nuestro gran tenor , una vez más, está asociada al éxito, sobre todo por su aporte, en este año, al desarrollo musical de los jóvenes.

"El proyecto social musical Sinfonía por el Perú, que preside el tenor, ha movilizado a más de 2 mil niños a nivel nacional, a través de 13 orquestas sinfónicas, 13 coros, con una actividad permanente en distintas partes del país", detalla Miguel Molinari, director de este proyecto.