(César Fajardo)
(César Fajardo)

Gonzalo Pajaresgpajares@peru21.com

Jason Day debuta en el teatro. El escenario es alternativo: el hotel Estelar (Larco y Benavides, Miraflores). "Cuando estudiaba cine en Buenos Aires, iba mucho a ver teatro alternativo. Allí actuaba gente que estaba en la tele, pero que hacía teatro por placer. Esa experiencia es la que he querido replicar en Hoy prometo no mentir", nos dice el actor. Las funciones son hoy a las 8 p.m. y mañana a las 6 p.m. Teleticket.

¿Te ha sido difícil llamarte Jason Day?Para nada. Solamente me siento incómodo cuando me preguntan si es mi nombre de verdad (risas). Es muy 'marqueteable'. Incluso yo me decía: "Esto parece demasiado armadito" y, te lo juro, hasta quise cambiármelo. Mi nombre, por su sonoridad, parece una marca.

¿En qué sientes que destacas?Soy muy riguroso en mi trabajo; soy metiche, metete, y soy así porque descubrí que los actores que en el mundo tienen éxito –que son muy pocos– tienen un alto control sobre su carrera, una alta conciencia sobre lo que generan en el público, una noción comercial de su imagen. Descubrí que el talento se toma en cuenta… pero al final.

¿Ya te sientes una estrella?Estoy en el calentamiento. No sé si quiero ser una estrella, si quiero tener la oportunidad de hacer lo que yo quiera. Por ahora, lo que me toca es aceptar un guion regular porque no tengo otra alternativa.

¿No consigues trabajo acá?Soy muy pesado, soy jodido. Cuando me dan un contrato, lo rearmo por completo. "Ni Ísola hace eso", me dicen. Él es mi maestro adorado, pero tiene claro el lugar donde está y nadie lo va a mover de allí. Las producciones nacionales tienen dificultades enormes. Por eso, yo modifico las cláusulas de horarios, de condiciones de trabajo. Acá creen que uno tiene que ser un esclavo.

¿Te sientes un galán?No. Solo he hecho una telenovela, y la hice porque el galán es el que más gana… pero es el personaje menos interesante.

¿Tu dilema es ser galán acá y obrero en EE.UU.?Para nada. ¿Qué es un galán? Eso está más ligado al mundo de las telenovelas, no del cine. Las telenovelas que se hacen en EE.UU. son peores que las que se hacen en América Latina, y ese es un mercado al que no me voy a acercar de ninguna manera. En el cine uno encuentra dos tipos de roles: protagonistas y los actores de personajes. Yo he ido buscando 'personajes': el latino, el gracioso, el raro, pero no funciona. Mis agentes me han dicho: "Jason, tú eres un protagonista, no un personaje".

¿Por qué aceptaste hacer una telenovela?Primero, después de que James Franco aceptase hacer una (risas). Segundo, a mis representantes en EE.UU. les parecía que tenía que ser más conocido en el Perú, y la única manera de hacerse conocido es la TV. Entonces apareció La Tayson, una opción fresca, moderna. Lo que más me gustó fue cómo me acercó al público: nunca me había pasado que me reconociesen y hablasen en la calle.

¿Qué pesa más al contratarte: tu talento o tu apariencia?Depende de la productora: a algunas les interesará cuán marcados tengo los abdominales (ríe), pero esto es parte del negocio y yo sé qué debo usar para llegar a donde quiero. Por eso, a los 27 años no puedo pretender recibir ofertas como las que recibe Daniel Day Lewis. Para hacer lo que yo quiera, el camino será largo.

¿Crees que la vida te dará papeles como los de Day Lewis?No lo sé, tengo el sueño de que así será. Conocí a Adrien Brody. Él me dijo: "Yo ya hice lo que tenía que hacer para demostrar que soy talentoso. Ahora me toca hacer dinero".

En algunos años, ¿te ves con las preocupaciones de Brody?Quizás sea al revés: ya hice plata, ahora quiero hacer la película (risas). Y, lamentablemente, creo que no es un chiste.

¿Serías un 'Marca Perú'?Me suena raro eso de la Marca Perú. Son embajadores que afuera nadie conoce, solo los conocemos nosotros. He visto activaciones interesantes en el mundo de la cocina, pero no entiendo muy bien qué significa ser 'Marca Perú'. Mientras no seas Laura Bozzo, lleva en alto el país, no hay que hacer mucho más.

¿Te sentarías en el set de Magaly Medina?Sí. Hoy Magaly está bastante moderada, es muy querida por mucha gente y le debo respeto porque hace bien su trabajo.

¿Ha sido una bendición haber salido del proyecto de 'biopic' de Alan García?No lo sé, ya no formo parte del proyecto. Es un personaje que, no sé si será hoy, pero dentro de unos 50 años, debería estar en una película. He conversado con Alan García, y creo que es la fusión de un muchacho de Breña con un parisino de alta cultura.

¿Sales con Carla García?No. Ella es grande mentalmente, muy inteligente; la quiero mucho, pero no estoy saliendo con ella.

AUTOFICHA

- En mi carrera he ido buscando personajes: el latino, el gracioso, el raro, pero no funcionaba. Mis agentes me dijeron: "Jason, tú eres un protagonista, no un personaje".

- En Hoy prometo no mentir, el dramaturgo quiso joderme. Estoy viviendo una situación difícil, pero la estoy disfrutando muchísimo.

- No entiendo muy bien qué significa ser 'Marca Perú'. Son embajadores que afuera nadie conoce. Mientras no seas Laura Bozzo, lleva en alto el país, no hay que hacer más.