S/.600 es la mensualidad promedio que se cobra en este centro de educación, aunque también se otorgan becas. (Alberto Orbegoso)
S/.600 es la mensualidad promedio que se cobra en este centro de educación, aunque también se otorgan becas. (Alberto Orbegoso)

Fabiana Sánchez,Historias de Éxitofsanchez@peru21.com

Paciencia y mucha templanza son dos virtudes que ha sabido cultivar Mercedes Villalobos para sacar adelante su centro de educación básica especial particular, .

Hace más de 20 años, cuando terminó el colegio y se disponía a estudiar secretariado, surgió en ella la pasión por la enseñanza a niños y a jóvenes con necesidades educativas especiales.

Decidió, entonces, seguir la carrera de docencia y al terminar fundó la escuela, que ya cuenta con 17 años en el mercado.

Desde que inició, contó con el apoyo de su familia. Esto se convirtió en una ventaja que la ayudó a avanzar, recuerda Mercedes. Además, logró contactar con profesoras que entendieron cuáles eran las metas de la escuela.

INSERCIÓN ESPECIAL"La idea que siempre tuve fue que este centro no solo se enfocara en la parte académica, sino que fuera una alternativa laboral", refiere.

Es por eso que entre sus principales talleres figuran manualidades, repostería, música y danza, sin descuidar la enseñanza de las letras y los números.

El objetivo —comenta Mercedes o "Miss Meche", como la llaman sus "hijos adoptivos"— es que los alumnos vendan lo que ellos mismos elaboran (pinturas, alfajores, brownies, joyeros, pulseras, entre otros) y se generen un sustento económico.

"Sé que no es un negocio muy rentable para mí, pero sí es muy gratificante ver cómo los chicos avanzan y son capaces de lograr un grado de independencia", asegura.

HACIA ARRIBATras consolidar su emprendimiento en Lima, Mercedes siente que ha llegado el momento de expandirse y planea abrir dos sucursales de su escuela en los próximos cinco años.

Arequipa y Piura son las principales opciones que evalúa para llevar su modelo de éxito. También piensa en algunos distritos de la capital.

Por lo pronto, pondrá en marcha una microempresa con sus alumnos. Ha firmado un convenio con una de las entidades financieras más importantes del país para abastecerla de kekes, brownies y alfajores preparados por sus chicos.

"Además, queremos incursionar en el catering pues ya hicimos un servicio con los chicos y tuvimos bastante éxito", cuenta entusiasmada.

DATOS

– 'Hijos adoptivos'Actualmente, Fray Masías cuenta con 50 alumnos, 10 profesores y auxiliares graduadas del mismo centro.

– ContactoPara contratar a los jóvenes emprendedores, comuníquese al 372-4758 o visite www.fraymasias.com