Panorámica de las instalaciones de Camisea en Cusco. (USI)
Panorámica de las instalaciones de Camisea en Cusco. (USI)

anunció que podría rescindir el contrato del Lote 56 con el Consorcio Camisea, liderado por Pluspetrol, si en el plazo de 60 días, contados desde el 20 de julio pasado, el concesionario no cancela el diferencial del precio más los intereses derivados de la reexportación de 10 embarques, dijo el titular la empresa estatal, Aurelio Ochoa.

El funcionario señaló que dicho consorcio también podría, en 30 días contados desde la referida fecha, cuestionar o negar haber incumplido el contrato y derivar la controversia a un arbitraje internacional, para evitar la cancelación del mismo.

"Esperamos no llegar al escenario de terminar el contrato. Estamos agotando todas las posibilidades, pero Perupetro defiende los intereses del Estado. En una primera carta, el consorcio manifestó su interés de ir al arbitraje, pero esto tiene que ser oficial", declaró.

El conflicto surgió luego de que en enero la empresa estadounidense Galway , contratada por Perupetro para verificar el real destino de las exportaciones de gas natural licuado (GNL), informara que 10 embarques fueron reexportados por Repsol desde el Golfo de México.

La empresa española tiene participación tanto en el Consorcio Camisea, encargada de extraer el gas, así como en Perú LNG, responsable de la exportación. Cabe presiar que tres de los seis socios del Consorcio están a su vez en Perú LNG. Es decir, Repsol-YPF, Hunt Oil y SK.

Perúpetro solicitó a Camisea la documentación que acredite el destino final del gas natural enviado a los puertos de Freeport, Sabine Pass o Cameron, ubicados en el golfo de México para realizar el recálculo de la misma, información que no fue entregada.

En cumplimiento del contrato, Ochoa aseguró que Perupetro y el Consorcio Camisea expresaron su voluntad de establecer un Comité Técnico de Conciliación (CTC), alternativa que se frustró porque el concesionario no presentó a un representante con el perfil adecuado en el plazo correspondiente.

"Y el 16 de julio venció el plazo para formar el CTC y se agotó esta vía de solución de controversias. El contratista solicitó una prórroga, la misma que fue declarada inválida mediante una carta notificada el 19 de julio", apuntó.

Precisó que la misiva fue recibida por el consorcio el día siguiente, 20 de julio, cuando empezó a correr el plazo de 60 días para cancelar el diferencial del precio más intereses, o de 30 días para manifestar la decisión de acudir a un arbitraje internacional.

Finalmente, comentó que revistas internacionales reportan que grandes volúmenes de envíos de GNL de Qatar, Indonesia y otros países exportadores también son reexportados al llegar a varios puertos donde se deberían regasificar para su consumo.

El gas natural extraído en Perú es convertido en líquido en la planta de licuefacción de Melchorita, una de las dos existentes en América del Sur, para ser transportado en barcos metaneros, y convertido nuevamente al estado gaseoso al llegar a los puertos.

El precio del gas en los puertos del Golfo de México es muy inferior al estimado en Europa y Asia, lo cual estimula que traders (comerciantes) lo reexporten a esos territorios, obteniendo ganancias que cubren el gasto en transporte desde sus países de origen hacia los destinos iniciales.