Clase media no debe ser definida solamente por sus nuevos hábitos de consumo. (USI)
Clase media no debe ser definida solamente por sus nuevos hábitos de consumo. (USI)

El ensanchamiento de la clase media en representa una oportunidad para superar la desigualdad y la pobreza, pero también plantea formidables desafíos estructurales, coincidieron ministros y expertos el jueves en Washington.

El surgimiento de la llamada "nueva clase media" fue motivo de un panel especial en el primer día de la reunión anual del Banco Mundial (BM) y el (FMI), para discutir respuestas a las demandas de ese nuevo actor social.

Para Enrique Iglesias, Secretario General Iberoamericano, el surgimiento de dicha clase plantea serios desafíos para la infraestructura, para la calidad y el acceso a los servicios y también, en numerosos casos, para los sistemas de representación política.

"Esto ha generado turbulencias en América Latina. Creo que una clave en este escenario es saber si esa clase media será a partir de ahora un agente del cambio social, es decir, prestar atención al papel sociopolítico de la clase media", dijo Iglesias en la apertura del panel especial sobre el tema organizado por el BM.

En tanto, el ministro de Economía de Colombia, , apuntó que ese grupo "es una oportunidad para sostener los ritmos de crecimiento económico de los últimos años, por la ampliación de los mercados internos en cada país".

Aunque esa clase media no deba ser definida solamente por sus nuevos hábitos de consumo, dijo Cárdenas, el principal problema que plantea es como hacer que esta se torne autosostenible y no dependa de los programas de transferencia que le permitieron salir de la pobreza.

"En mi visión, una de las salidas es multiplicar la formalidad en el empleo, para que esas personas que salieron de la pobreza puedan mantenerse en la clase media", expresó el ministro.

En la mañana, el presidente del Banco Mundial, , dijo que las demandas por mejores condiciones de salud y educación no se terminan con el acceso de esos sectores a la clase media, sino que se profundizan.

En la visión del titular del BM, "las recientes manifestaciones en Brasil lo han demostrado: las demandas continuarán creciendo. No van a disminuir, sino que aumentarán. Y precisamos ser buenos asociados para administrar estos temas tan complejos"

Esos requerimientos se concentrarán básicamente en los sectores de salud pública y educación. "Esas personas que han salido de la pobreza extrema y ahora se integran a la clase media buscan una oportunidad para sus hijos", comentó.