Las empresas por lo general tienen un mayor índice de durante los primeros meses del año luego de ejecutar el presupuesto salarial y el presupuesto total del último cuatrimestre aprobado del año anterior. Se activan nuevas contrataciones y se reactivan aquellas que se mantuvieron disponibles en los meses anteriores. 

En ese sentido, durante el primer trimestre del año se realizan hasta un 30% de las contrataciones anuales. Algunos sectores con estacionalidad suelen reforzar equipos durante esta época o abrir nuevas unidades de negocio.

Es por ello, que la época de verano es ideal para buscar trabajo, pues se abren más oportunidades y espacios. Incluso en ciertas compañías los cambios organizacionales se implementan a raíz de la nueva propuesta de valor de un talento distinto que se incorpora a la compañía.

“Las empresas buscan empezar el año con perfiles alineados a los objetivos que se quieren cumplir, acorde con la estrategia planteada y el diagnóstico de los puntos a corregir por el histórico de resultados. Los sectores de consumo masivo, agroindustria, tecnología y retail, son los que más contratan por estas fechas de verano”, explica Arnaldo Gotuzzo, Executive Manager de Michael Page.

La activación de la oferta y demanda laboral en el mercado representa un buen indicador para el país. El hecho de que las empresas cuenten con profesionales con motivación en lo que hacen, disposición al cambio y con compromiso hacia nuevos proyectos, es una excelente indicador para el crecimiento de la cultura interna de la compañía y para el desarrollo del país en general.

TAGS RELACIONADOS