Grupo de jóvenes esperan para recibir ración de comida en Caracas. (EFE)
Grupo de jóvenes esperan para recibir ración de comida en Caracas. (EFE)

El 64% de los jóvenes en América Latina y el Caribe –entre 15 y 29 años– vive en hogares pobres o de clase media vulnerable, con acceso limitado a servicios públicos de calidad, señala el informe Perspectivas de América Latina 2017, elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Dicho porcentaje representa a más de 100 millones de jóvenes que han sido incapaces de incorporarse a una clase media en expansión y no han podido acceder a una educación y servicios de salud de calidad.

Asimismo, dos de cada diez jóvenes trabajan en la informalidad y otros dos ni estudian ni trabajan, ni reciben capacitación de algún tipo, situación que empeora para el caso de las mujeres jóvenes.

"Pese a los notables progresos en educación durante la última década, menos de un tercio ha recibido algo de educación en colegios universitarios, universidades o institutos técnicos de nivel superior", agrega el informe.

¿Qué hacer?

La actividad económica de la región volverá a ser negativa este 2016, por segundo año consecutivo, entre -0.5% y -1%, según el informe. Ante ello, y la realidad de los jóvenes latinoamericanos, la OCDE, el CAF y la Cepal proponen invertir en los jóvenes, ya que estos representan una fuente interna de crecimiento para la región.

Proponen mejorar el sistema educativo y el fomento de competencias que los dote de formación técnica e incluya productivamente.

Adicionalmente, y en el caso de los emprendedores, se necesita poner en marcha instrumentos de financiamiento que se adapten a las necesidades e incluyan subvenciones, capital semilla, inversionistas ángeles, entre otros, que fomenten la formalidad e inclusión.

DATOS

  • El informe se presentó en el marco de la XXV Cumbre Iberoamericana 2016, realizada en Colombia.
  • En la región hay un total de 163 millones de jóvenes; ello representa uno de cada cuatro latinoamericanos.
  • Unos 43 millones de jóvenes no han completado la educación secundaria.
  • Menos del 1% de los estudiantes alcanza altos niveles de competencias en matemáticas, lectura o ciencias.

TAGS RELACIONADOS