Tras la incomodidad de los atletas al no querer nadar en las aguas que se tiñeron de verde el último martes en una competición acuática de los , la piscina fue clausurada.

Esta medida fue ejecutada por el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos que, a pesar de que la Federación Internacional de Natación (FINA, por sus siglas en inglés) anunciara que el líquido verde no representaba ningún daño para los nadadores, optó por esta decisión hasta devolver el color azulado a la piscina.

"La piscina está cerrada esta mañana. Esperemos que no hayamos estado sumergiéndonos en algo demasiado malo en estos últimos días", escribió este viernes el buzo británico Tom Daley desde su cuenta de Twitter.

Mario Andrada, vocero del Comité Organizador, indicó que la piscina quedará temporalmente clausurada para "resolver de una vez por todas el problema", aunque no especificó por cuanto tiempo.

¿Por qué las aguas de la piscina se tiñeron de verde?

En un reciente comunicado oficial, la FINA dio con la respuesta. Todo se lo atribuyó a la química. De acuerdo con el informe, el tanque de la piscina se quedó sin químicos, provocando que la alcanilidad del agua se dispare por los altos niveles de acidez (ph) que contenía.

Además, los representantes del comité organizador explicaron a la cadena BBC que el color azul del agua tardará completamente en aparecer, por lo que ordenaron el proceso de limpieza, ya que "la parte inferior de las baldosas se ensució mucho y estamos ejecutando el proceso de limpieza. Y el agua está siendo tratada y filtrada".

Aparte, señalaron que "no hay riesgo para los atletas y que el color (del agua) es mejor que el del día anterior".

TAGS RELACIONADOS