(EFE)
(EFE)

El español ganó por tercera vez el torneo de Madrid al derrotar hoy en la final al suizo Stanislas Wawrinka, por 6-2 y 6-4 en 71 minutos, y sumó el título 40 de su carrera sobre tierra batida, el 55 de su palmarés.

En su séptima final consecutiva desde que regresó al circuito en febrero, cuarta en cinco años en Madrid, el español ganó su quinto torneo de la temporada, segundo Masters 1000 de la misma (Sao Paulo, Acapulco, Indian Wells y Barcelona), para situarse ahora como líder indiscutible de victorias en lo que va de curso, con 31, una más que su compatriota David Ferrer.

Wawrinka, que viene de ganar el Abierto de Portugal a Ferrer en la final y que ha dejado fuera en Madrid al checo Tomas Berdych y al francés Jo-Wilfried Tsonga, saltará el lunes del decimoquinto puesto mundial al décimo.