La que le propinó al arquero , durante el encuentro entre el Hamburgo y el Stuttgart, fue duramente criticada por el técnico 'dinosaurio' Thorsten Fink, sus compañeros de equipo y el propio árbitro del partido.

"Paolo nos perjudica, también porque está en plena forma", lamentó el estratega. "En un primer momento fue a jugar la pelota, pero después le dio todo igual. Habrá una respuesta del club", añadió.

Incluso, sus compañeros de equipo se quedaron pasmados con su actitud. "Paolo es realmente incomprensible. Ha dañado al equipo", señaló Marcell Jansen. "Él es un jugador experimentado, no puede sucederle esto a él", comentó el capitán Heiko Westermann.

Por su parte, el juez principal del partido y encargado de mostrar la roja directa a Guerrero tras la falta, Markus Mark, aseguró que fue "una falta de la peor especie" y considera que el peruano recibirá una suspensión de seis fechas como mínimo. "No me sorprendería", dijo.

De otro lado, el director deportivo del Hamburgo, Frank Arnesen, intentó frenar la ola de críticas al peruano. "Fue claramente tarjeta roja. Corresponde que lo suspendan y nosotros haremos también algo a nivel interno. Pero en el año que llevo aquí se ha comportado de forma excelente", destacó.

Sin embargo, y si bien el 'Depredador' no quiso hablar del tema a su salida del estadio, pidió perdón a su equipo, pero no al arquero agraviado. "Solo puedo pedir disculpas a mi equipo", sentenció.