¡Fiesta total! no pudo contener la emoción luego que el selló su clasificación a la final de la Champions League derrotando por goleada al Barcelona de Lionel Messi.

Como se recuerda, los 'reds' perdieron 0-3 contra los catalanes en la ida por la semifinal de la Champions League. Por tal motivo, y porque debido a una lesión no podía participar del encuentro, el futbolista decidió apoyar a sus compañeros con una polera que tenía escrita la frase "Nunca te rindas".

El resultado final del encuentro fue 4-0 ante un estadio lleno de hinchas que vitoreaban la hazaña en Anfield. Origi y Wijnaldum, ambos por duplicado, gritaron para el Liverpool.

Tras el pitazo final, y oficializado el triunfo inglés, el egipcio salió a abrazar efusivamente a sus compañeros con una sonrisa en el rostro. Luego, todos abrazados, cantaron junto a los hinchas las barras del equipo 'red'.

TAGS RELACIONADOS