Tras quedar a un paso de avanzar a la final de la, Renato Portaluppi, entrenador de , señaló que le robaron a su equipo durante la semifinal jugada ante en Porto Alegre

El estratega brasileño se mostró muy contrariado por el arbitraje de ayer y reclamó que el colombiano Rafael Santos Borré tocó la pelota con la mano en el empate millonario, jugada que no fue revisada por los Árbitros Asistentes de Video (VAR), como si lo fue el segundo gol del cuadro millonario, que llegó luego de un penal (y expulsión de Bressan) marcado con la ayuda de la tecnología.

"Gremio quedó eliminado por el VAR. Si funcionara, yo estaría sonriendo, la hinchada feliz, y el Gremio en la final de la Copa Libertadores, estaría todo bien. Gremio fue robado, creo que la jugada no tiene duda", señaló Portaluppi en conferencia de prensa. 

"Tengo mucha rabia, prefería haber perdido 5 a 0 antes que salir de la Copa Libertadores de esta forma, con el VAR", agregó. 

Asimismo, Renato Portaluppi fue enfático y culpó principalmente al árbitro encargado del VAR.

"Es imperdonable. Yo pregunto: '¿Quién va a pagar por la eliminación de Gremio?' Gremio fue robado en su casa, esa es la realidad. Hablo del árbitro del VAR, que no llamó al árbitro del partido para ver la repetición del primer gol de River. Él solamente está ahí para eso. Una cosa es ser ciego y otra cosa es ser burro", aseveró.