recibió el último adiós en el estadio Guillermo Briceño Rosasmedina de Juliaca, en una emotiva ceremonia religiosa en medio de sus familiares, amigos y compañeros de equipo, así como varios hinchas de Binacional.

Luego de la ceremonia, se conoció que sus restos serán trasladados a Lima, para que sean velados en su casa, ubicada en el distrito de Los Olivos.

En medio de cánticos de parte de los hinchas de Binacional, se develó una camiseta gigante con el número 23 y el nombre del volante. Uno de los personajes que tomó la palabra fue el entrenador del equipo altiplánico, Roberto Mosquera, quien tuvo emotivas palabras de despedida.

Como se sabe, el volante de Binacional, perdió la vida luego de que su auto derrapara a causa de la fuerte lluvia y el granizo acumulado en la ruta Puno-Juliaca cuando se dirigía junto a sus compañeros al entrenamiento del club. Los otros resultaron ilesos.

conocido por su capacidad para ejecutar los tiros libres, falleció la noche del lunes, luego de que los golpes que sufriera le produjeran lesiones al hígado y una hemorragia interna que no se pudo controlar, según informe de la clínica donde se atendió.