notitle
notitle

Entre el 28 de marzo y el 30 de abril de 2006, se realizó en el Centro Cultural de San Marcos la exposición Manos Artesanas: 20 miradas para un nuevo imaginario, bajo la curaduría de César Ramos (1963-2017). Fue una apuesta por acercar la producción artística tradicional y la producción urbana.

Si recordamos el Premio Nacional de Cultura, otorgado a Joaquín López Antay en 1976, aquí se evidenció el divorcio entre lo tradicional y lo académico. Una disputa de clase, ¿acaso lo único constante en el arte peruano?

Justamente, la propuesta de Ramos fue abordar esa ruptura. Para lo cual se planteó duplas de artistas (tradicional y urbano), quienes cuestionaron la originalidad y la autoría. Vale la pena mencionar que este fue un proyecto determinante para toda una generación de trabajadores del arte.

El fallecimiento de César Ramos es irreparable y duele en el alma. Su apuesta por una ciudadanía para todos será algo que la historia oficial deberá reconocer.