(Perú21)
(Perú21)

En el 2013 el juego para celulares "Squares" llegó a ser el número uno en la lista de apps más descargadas del sistema operativo iOS de Apple en Perú en solo 48 horas, dejando atrás al popular Angry Birds. Detrás de esta hazaña estaban los chicos de Leap Game Studios, una empresa peruana que ha trabajado videojuegos con marcas como Play Station Vita y Play Station 4, juegos para web y para móviles tanto en sistemas Apple como Android.

Cuando decidió ser programador de videojuegos, Jorge García (31) no superaba los diez años de edad. Eran principios de los años noventa y hasta para un adulto era difícil pensar en una carrera como esa. Para un niño como Jorge también era complicado, pero sabía que era lo que quería hacer, aunque aún no comprendía nada de esa profesión. "Para alguien que no sabe nada de cómo se hace un videojuego la parte de sistemas es la más difícil de comprender, pero sabes que tienes que dibujar, porque en un videojuego ves dibujos, sabes que tienes que mover controles, pero no sabes qué es lo que pasa por debajo de la máquina", dice García. Repartía su tiempo entre la escuela, la natación y su curiosidad por los videojuegos, estos últimos solo podían jugarse los fines de semana y en horas contadas por mandato de sus padres. Las historias que sostenían los videojuegos fueron el mayor impulso para García. Él quería entender lo que cada juego trataba de transmitir. "El hecho de que dependiera de mí que esta historia avanzara me mantenía ahí pegado", cuenta. A los 13 años, García recuerda que compró la revista Club Nintendo, en la que se hablaba de trucos para pasar niveles de videojuegos, pero también de cómo se desarrollaban. Eso empezó a darle una idea más visible de lo que quería hacer.

START A LA VIDAAl salir del colegio, Jorge García estudió Ingeniería de Sistemas con la mirada fija en lo que quería hacer: reunir las herramientas necesarias para crear videojuegos. Actualmente es game producer en Leap Game Studios y ha desarrollado videojuegos para consolas y apps para móviles, en algunos casos desde conceptualización. Está trabajando junto a Leap proyectos para Play Station 4. Cree que poner atención a los detalles de los videojuegos es una de las claves para entenderlos. Eso es algo que él, sin darle mucha importancia, hizo desde su niñez, en los noventa. Sobre todo con sus juegos favoritos. "Mi interés nació por las historias de los primeros juegos de Megaman", cuenta García.

Cuando era pequeño y aún no dominaba el inglés, Jorge García llamaba a su madre para que le leyera las historias que aparecían al pasar cada nivel de un videojuego. Él quería comprender lo que pasaba. Para él no era solo cuestión de apretar start. Siempre prestaba un interés mayor al normal. Se interesaba por entender cada nivel y uno a uno iba resolviendo el juego. A los 12 años, García ya no necesitaba que su madre leyera la pantalla. Siempre pensó que, con la profesión que había elegido, era muy probable que no se quede en el país y que ese idioma era necesario para su profesión. En los años noventa él fue un joven visionario, hoy es un desarrollador del futuro.

TAGS RELACIONADOS