notitle
notitle

Fritz Du Bois, La opinión del directorParece que hubiera un genio del mal asegurándose de que, cada vez que sale una novedad positiva, esta sea neutralizada por alguna alarmante noticia. Echando mano, para ello, de personajes del pasado que deberían estar, conceptualmente hablando, enterrados.

Así tenemos que ayer informamos del boom de los centros comerciales, reflejo del dinamismo del sector privado, pero el ministro de Agricultura decidió presentar su versión de reforma agraria, reviviendo con ello a Velasco y matando el entusiasmo.

Mientras que hoy reportamos que las reservas internacionales han llegado a 50 mil millones de dólares, monto con el cual nadie habría siquiera soñado cuando el nivel era negativo, hace poco más de 20 años. Sin embargo, un grupo de 'expertos' ha aprovechado el momento para anunciar su intención de convertir al Perú en el país con la mayor rigidez laboral a nivel mundial. Todos quedamos alarmados y de las reservas nos hemos olvidado.

Por otro lado, si esos 'expertos' se desvisten del ropaje ideológico que les impide ver la realidad, se darán cuenta de que lo que se requiere no son más gollerías para la dirigencia sindical, sino solucionar el problema de 10 millones de peruanos que trabajan en total desamparo y en la más absoluta informalidad.

¿Qué causa esa informalidad? Justamente, la rigidez laboral que ahora esos 'expertos' quieren incrementar. Más aún, después de dos décadas de crecimiento, solo uno de cada tres peruanos tiene un trabajo adecuado.

Por lo que se deberían de reducir trabas y sobrecostos para que más jóvenes puedan lograr un trabajo formal, en lugar de aumentar las barreras de salida de los pocos que están empleados, con lo cual lo único que logran es que a los nuevos les cierren la puerta y solo les quede la sobrevivencia informal. Hay que ser un genio del mal para revivir a los Zombis que inventaron la 'estabilidad' y destruyeron el mercado laboral.