RECLAMO. Ahora, la gestión de Álvaro Vidal es cuestionada por los propios trabajadores de Essalud. (David Vexelman)
RECLAMO. Ahora, la gestión de Álvaro Vidal es cuestionada por los propios trabajadores de Essalud. (David Vexelman)

De mal en peor. La gestión de Álvaro Vidal Rivadeneyra al frente de Essalud sigue siendo materia de serios cuestionamientos no solo del personal médico, sino también de los propios trabajadores de la institución, quienes denunciaron la ejecución de un plan de copamiento político para beneficiar a militantes del Partido Nacionalista y a allegados de este presidente ejecutivo.

El secretario general de la Federación Centro Unión de Trabajadores (FED-CUT) de Essalud, Luis Cáceres Cervantes, afirmó ayer que se está incorporando a más de 200 nuevos trabajadores, la mayoría sin inexperiencia y con vínculos con el partido de gobierno o con el entorno de Vidal.

Señaló que aquellos están desplazando al personal con contratos CAS que ganaron concursos y que laboran desde hace tres y cuatro años.Cáceres precisó que en la Red Asistencial de Junín se ha notificado el cese de 60 trabajadores y, paralelamente, se convoca a un concurso en el cual se impide la participación de los cesados. Agregó que en Cusco se procede de igual manera con 96 trabajadores.

Como detalle adicional, debe indicarse que Junín y Cusco fueron dos bastiones electorales del nacionalismo.

MÁS IRREGULARIDADESDe otro lado, Cáceres alertó que desde enero se ha incorporado irregularmente a 50 personas en la Red Sabogal quienes, sin contar con contrato, han logrado que el Ministerio de Trabajo les reconozca el derecho de acceder a plazas y, con ello, se elimine la posibilidad de un concurso.

Asimismo, dijo que ha recibido información sobre la situación de caos e ineficiencia con la que presta servicios la Red Asistencial de Arequipa.

El dirigente sostuvo que la alta dirección siempre "se lava las manos" señalando que las redes asistenciales son autónomas, "olvidando que estas son dirigidas por gente de confianza de Vidal".

TENGA EN CUENTA

- "Fue un engaño". Luis Cáceres recordó que en los años 90 se solidarizaron con Vidal porque había sido despedido, pero que hoy recién conocen que esto se debió a una falta grave.

- Con la CGTP. Cáceres afirmó que el brazo que sostiene a Vidal son sus relaciones con la CGTP.