notitle
notitle

Lucía de Althaus,Opina.21quererteatiperu21@gmail.com

Lima está creciendo y la vida de barrio se convierte en una prioridad. Para no enrollarnos en un tráfico infernal y para poder estar cerca de nuestra familia en cualquier emergencia, buscamos centros educativos cerca de nuestra casa. Así, nuestros hijos pueden socializar con facilidad con sus amigos de clase, ir a sus casas a pie o encontrarse en el parque. El problema es que este idílico proyecto de vida de barrio es casi imposible hoy en día pues es muy difícil encontrar suficientes centros educativos de calidad por nuestra zona. Las casonas antiguas amplias y bellas, que albergaban nidos maravillosos para los niños, son destruidas para convertirse en edificios multifamiliares, lo cual genera un círculo vicioso pues aumenta la población de niños en un lugar en donde cada vez hay menos nidos. Es necesario pensar en el desarrollo integral de los barrios, uno en donde la modernización pase también por ofrecer servicios de calidad a los vecinos, empezando por centros educativos serios y que fomenten el buen desarrollo de los niños, que son los futuros adultos.