Imponente ruina. El recinto religioso inca de Choquequirao es comparado con Machu Picchu. (USI)
Imponente ruina. El recinto religioso inca de Choquequirao es comparado con Machu Picchu. (USI)

Actualmente, quienes desean visitar la zona arqueológica de Choquequirao necesitan hacer un viaje de un día y medio. Desde Cusco, en transporte particular, se llega a Cachora en unas cinco horas, y de ahí se sigue un largo camino a pie por tramos empinados y con pocas vertientes de agua. Sin embargo, con el teleférico que proyectan construir las autoridades de Apurímac y Cusco, el acceso al complejo tomará solo poco más de tres horas.

Esta semana, el presidente regional de Apurímac, Elías Segovia, y el alcalde del distrito cusqueño de Santa Teresa, Rubén Pinto, firmaron un acta de intención a través de la cual se han comprometido a unir esfuerzos para que se concrete la mencionada obra.

Segovia detalló que la misma tendrá como punto de partida el distrito abanquino de Huanipaca y se construirá sobre el cañón del río Apurímac. "Solo pasar por el cañón ya es un espectáculo único y, por eso, consideramos que la obra será un boom turístico", dijo.

La autoridad informó que, como parte del proyecto, se capacitará a los comuneros para que brinden un servicio de calidad a los turistas y, asimismo, se ejecutarán obras complementarias, como el asfaltado de las vías de acceso.

Al respecto, Canatur consideró que, solo en el primer año de operaciones con el teleférico, Apurímac podría recibir unos 200 mil turistas.

TENGA EN CUENTA

- Los ministros de Cultura, del Ambiente y de Comercio Exterior y Turismo prometieron apoyar el proyecto para que se haga realidad cuanto antes.