Foto: Nancy Dueñas
Foto: Nancy Dueñas

El 'Gordo' Casaretto,HumoristaAutor: Gonzalo Pajaresgpajares@peru21.com

Se llama Alejandro Romero Cáceres, pero todo el mundo lo llama el 'Gordo' Casaretto. A pesar de que casi siempre hace una única caracterización –'La Pirula'–, eso le ha bastado para convertirse en una figura de nuestra comicidad. Ah, pero el 'Gordo' tiene otros talentos. Por ejemplo, canta. Aquí su voz.

Eres de Monserrate, un barrio sabrosón…En mi época era un lugar tranquilo pero, eso sí, lleno de bohemios, de jarana. Era un templo de la criollada, de donde surgieron muchos futbolistas, cantantes. Yo, por ejemplo, pertenecí a la orquesta de Pedro Muñiz, del barrio Angaraes, que está a dos cuadras de la plaza Unión. Ahora ya no se puede ni pasar por allí (ríe).

Cecilia Bracamonte era tu amiga de barrio…Estuvimos en la misma escuela, jugábamos fulbito y ping pong y, claro, ella cantaba. Yo también cantaba y hacía la percusión.

Es verdad, comenzaste tu carrera como cantante…Así es. Inicié mi vida artística en EE.UU. Me fui a los 23 años. Mi padre quiso que conociese la vida, que supiese cómo se sufre y cómo se goza, y que me hiciese un hombre fuera. Cantaba en una orquesta, pero también imitaba y contaba chistes. Empecé en un restaurante llamado Machu Picchu, donde hacía covers de Los Ángeles Negros, de Nino Bravo, de Tito Rodríguez. Trabajaba sábado y domingo, y me daban grandes propinas. El resto de la semana me dedicaba a otras cosas. Así pasaron cuatro años, hasta que conocí a Miguelito Barraza, quien me llevó, primero, al teatro y, luego, a la televisión.

¿Cómo conociste a Barraza?Del barrio. Él vivía por la avenida Tacna y luego se mudó a Magdalena, pero yo te hablo de cuando éramos chibolos.

Tu amistad con Barraza ha sido importante para ti y para el humor hecho en el Perú…(Ríe). Gracias. Sin duda, conocerlo ha sido muy bueno para mí. Él me vio actuar y me dijo: "Gordo, tú eres un tipo completo: cantas, cuentas chistes, bailas, actúas". "No, actuar no sé", le dije. "Vámonos a hacer una prueba", me respondió, y conseguimos un trabajo en el café teatro El Huevo. Rayamos, allí actuamos dos años. Después nos fuimos a la TV, a El Tornillo, en Panamericana, donde trabajé al lado de todos los grandazos del humor. He estado en muchos programas más. Son 36 años los que llevo haciendo reír, sobre todo con 'La Pirula'.

'La Pirula' se inspira en un personaje de tu barrio…Así es. Cecilia Bracamonte también lo conoció. Era un bailarín llamado 'Curro', quien trabajaba en el Canal 4. "Te ad-ad-advierto" era su muletilla (ríe), y yo lo imité.

¿No te aburre 'La Pirula'?No, porque uno se debe al público y, si este te lo pide, hay que darle gusto. Mi personaje agrada, no en vano estoy en El especial del humor. Además, todo lo veo risa, no me hago problemas.

Haces de Phillip Quáker, de Angie Sinfaja…Y de Triquina Malpartida (risas).

Pero todos tienen el mismo registro. ¿Por qué crees que nos resultan divertidos?Porque 'La Pirula' es muy divertida. Cuando me ponen una cámara al frente me transformo, me sale todo el swing. No he estudiado, pero talento hay. Y el ser gordo me ayuda.

Has dejado atrás el pudor, la vergüenza…Si he nacido para esto, hay que hacerlo con amor y cariño. ¿De qué voy a tener vergüenza, hermano? Al contrario. Un día tuve que salir de Tarzán, hermano, y lo hice (risas). ¿Sí o no que escenas así son jocosas? Y todo esto lo heredé de mi padre, quien no tenía vergüenza. El humor peruano le debe a mi padre mi carrera (ríe).

Has sido empresario gastronómico…Sí, tuve varios restaurantes porque me gusta cocinar. Quería tener un trabajo paralelo al de la televisión. Y la gente iba pues cocino bien. Y no sigo en el rubro porque implica mucho trabajo, y yo ya no estoy para levantarme a las 4 a.m. e irme a La Parada, al terminal de Villa María. Ahora, gracias a Dios, tengo muchos trabajos además de El especial del humor: hago shows privados, me contratan fuera del país, etcétera.

Te he visto cantando en el restaurante de Miguelito…Sí pero, como ya no tomo, no es lo mismo (ríe). Me siento y, con una botella de agua mineral, me pongo a cantar, a cochinear a la gente.

¿Quién es Jorge Benavides?Un amigo, un hermano y un compañero de trabajo porque, para mí, el trabajo lo es todo. Soy un hombre agradecido. Me gusta que Jorge sea tranquilo y no moleste (ríe). Al contrario, te apoya, te enseña… Ojalá nomás que venga un aumento (risas).

¿Qué tal te llevas con Carlos Álvarez?Con él hay una amistad pues siempre trabajamos tranquilos, sin problemas. Sus problemas fueron con el canal, no conmigo.

AUTOFICHA

- Nací y crecí en el barrio de Monserrate, en el Centro de Lima, un barrio de bohemios y, por entonces, tranquilo. Soy hijo de la señora Julia y de don Alejandro, 'Mandrake'.

- Hace 10 años que no tomo, que estoy plantado. Me cuidan en casa pues mi esposa estudió Enfermería solo para cuidarme.

- Tengo cinco hijos, de dos compromisos. Cuatro son grandes. Los mayores no tienen chispa, son tranquilos. Yo tengo más barrio. La última sí se parece a mí: canta, baila.