Pero su popularidad es de 71%. (AP)
Pero su popularidad es de 71%. (AP)

BRASILIA (Agencias).– El costo de las vacaciones de la presidenta de Brasil, Dilma Rou-sseff, alcanza cifras que dejarían boquiabierto a cualquiera de sus votantes: 657,900 reales (349,346 dólares). La mayoría de ese monto ha sido destinada a restaurar la residencia del estado de Bahía donde se alojará la mandataria.

Según la ONG Contas Abertas, se ha invertido US$10,000 en la compra de ocho televisores, siete reproductores de DVD y uno de Blu-Ray. Además, se ha gastado US$226,000 en renovar los muebles.

De otro lado, un sondeo le da a Rousseff el 71% de respaldo, pese a varias denuncias en contra de sus ministros.