El universo tiene 13.7 mil millones de años. (USI)
El universo tiene 13.7 mil millones de años. (USI)

"Nada dura para siempre" dice la canción de Héctor Lavoe. A pesar de que Lavoe era salsero y no astrofísico, al parecer estaba en lo correcto: hasta el universo tiene un final inexorable. En tal sentido, una de las teorías vinculadas a este tema se titula Big Rip (Gran Desgarramiento). La hipótesis fue formulada hace nueve años, pero investigadores de la Academia China de Ciencias la han puesto de nuevo sobre el tapete. Según la teoría, la continua expansión del universo terminaría por romperlo y destruirlo. Los científicos chinos consideran que el apocalipsis cósmico ocurrirá, a más tardar, en 16.7 mil millones de años. Actualmente, es una de las teorías con mayor aceptación por parte de los especialistas.

La teoría del Big Crunch (Gran Implosión), por su parte, sería lo opuesto al Big Bang (Gran Explosión), que dio origen al universo. Es decir, tras llegar a un punto máximo de expansión, el universo se contraería. De esto se deriva el concepto del universo oscilante: tras el Big Bang ocurre un Big Crunch; luego, otro Big Bang, y así sucesivamente. Es decir, el universo crece y se encoge como un acordeón. Asimismo, la teoría del Big Freeze (Gran Congelación) indica que el universo se enfriará hasta llegar a niveles inéditos y colapsará.

Estas son solo teorías. "Todo tiene su final", cierto, y es bueno saber qué dice la ciencia al respecto, pero no hay que preocuparse por el destino del universo. Falta mucho.