DUPLA TOTAL. Red Bull dotó a Vettel del mejor coche y este respondió. (AP)
DUPLA TOTAL. Red Bull dotó a Vettel del mejor coche y este respondió. (AP)

Cuando se bajó la bandera a cuadros del Gran Premio de Brasil, lloró el que venía segundo (Fernando Alonso) y festejó el que cruzó la meta en sexto lugar (Sebastian Vettel). En una dramática última fecha del Mundial de Fórmula Uno, el alemán de Red Bull se convirtió en el tricampeón más joven de la historia, mientras que el español de Ferrari se quedó a puertas de un milagro, que habría conseguido de haber superado al inglés Jenson Button (McLaren), ganador en Interlagos. Para redondear el día, el heptacampeón mundial Michael Schumacher (Mercedes)se retiró con un sétimo lugar y un abrazo emocionado a su compatriota Vettel, al que dejó pasar sin problemas en las vueltas finales.

El campeón terminó el Mundial con 281 puntos, tres más que Alonso. Con 25 años y 145 días, el germano rompió el récord que tenía el brasileño Ayrton Senna, quien logró su tercera corona a los 31 años y 213 días. Alonso, que festejó el doblete con Renault en 2005 y 2006, tendrá que seguir esperando.

DATO

- Felipe Massa fue tercero y lloró en el podio. Ferrari aseguró el segundo puesto en el Mundial de Constructores, detrás de Red Bull.