Calles y cultivos anegados. (Difusión)
Calles y cultivos anegados. (Difusión)

Las fuertes lluvias volvieron a causar estragos en el norte del país, donde el desborde de tres ríos dejó varios caseríos aislados, así como daños materiales en viviendas y en cultivos que quedaron anegados.

En Tumbes, el río del mismo nombre registró un caudal histórico de 1,467 metros cúbicos por segundo y, tras desbordarse por el sector de Bellavista, inundó la Plaza de Armas y varios poblados.

En tanto, en Piura, las fuertes corrientes del río Seco, en Morropón, arrastraron una camioneta del programa Juntos, dejando dos desaparecidos. Similar situación se presentó en Lambayeque, donde el desborde de los ríos La Leche y Olmos bloqueó varios caminos y afectó diversos caseríos y extensas áreas de cultivo.

Al respecto, el Ministerio de Agricultura informó que debido a las intensas lluvias se han perdido 15,432 hectáreas de cultivo en todo el país.