La comuna capitalina seguirá adelante con el reordenamiento vehicular sin importar acogida que tenga la paralización. (Perú21)
La comuna capitalina seguirá adelante con el reordenamiento vehicular sin importar acogida que tenga la paralización. (Perú21)

Hoy, diversos gremios de choferes, cobradores y propietarios de buses realizarán un paro de 24 horas en rechazo a la ordenanza N° 1599, la que establece una serie de requisitos para el transporte público e incrementa el monto de las multas por infracciones para este sector.

De acuerdo con la Corporación Nacional de Transporte del Perú (Conet), unos 25 mil vehículos no saldrán a laborar. Dicha institución asegura que a la medida de fuerza se sumarán los taxis-colectivos.

"Algunas empresas no están de acuerdo con la paralización. Pero hay conductores, cobradores y propietarios de unidades que rechazan la medida abusiva que pretende implantar la Municipalidad de Lima", señaló Julio Rau Rau, presidente de la Conet.

Para Rau Rau, la disposición ha generado que muchos empresarios dejen de comprar buses nuevos debido a que no hay garantías sobre el servicio. "Tampoco nos dan créditos bancarios", acotó.

Criticó, además, que las multas hayan pasado de poco más de 300 soles a 3,650. "El municipio solo buscan incrementar su presupuesto", señaló.

Refirió que la comuna limeña dialoga con personas que no los representan. "Pedimos que la norma sea suspendida por 180 días y que se conforme una nueva mesa de diálogo", dijo.

En tanto, Omar Calderón, de la Asociación de Empresas de Transporte Urbano Masivo, manifestó que la medida –que exige, también, que los choferes y cobradores sean incluidos en planilla– no es realista.

"Hay rutas que duran más de seis horas. Así no podremos cumplir con el tiempo de trabajo máximo que piden (cinco horas)", añadió.

"PARO NO TIENE APOYO"Gustavo Guerra García, asesor de la Alcaldía de Lima, afirmó, por su parte, que solo siete de 426 empresas han confirmado su participación en la protesta. Es decir, solo unas tres mil unidades no harán sus recorridos.

Enfatizó que hoy, de todas maneras, entra en vigencia la Ordenanza N° 1599. Por ello, se comenzará a fiscalizar a los malos conductores.

Con este fin, 700 inspectores de tránsito ediles impondrán las multas con apoyo policial. El personal recorrerá la avenida Javier Prado, la Carretera Central y toda la Panamericana (Norte y Sur), entre otras arterias.

Recordó que la disposición cuenta con una tabla de 74 infracciones. De este grupo, 13 no serán aplicadas, pues se implementarán de manera progresiva.

"Las sanciones (que quedan en suspenso) tienen que ver con cuestiones técnicas de los vehículos, las que requieren de una reglamentación adicional, que será aprobada en dos meses", indicó.

Explicó que desde hoy se sancionará a los choferes que circulen con unidades que no han sido registradas en la Gerencia de Transporte Urbano. También se impondrán papeletas a los conductores que ofrezcan un mal servicio. Estas multas pueden llegar a los 3,650 soles.

Por otro lado, Guerra García negó que la norma busque incrementar la recaudación.

"Al contrario. Algunos montos han sido reducidos en 67%. Solo las faltas que general accidentes de tránsito, como el 'correteo', merecerán una sanción económica mayor", explicó.

Ante los posibles actos de violencia que puedan ocurrir en el Cono Norte, la comuna metropolitana ha solicitado el apoyo de 400 serenos de diversos municipios, los que brindarán protección desde las 4:00 a.m. La Policía desplegará un contingente especial.

Esta es la primera paralización que afronta la alcaldesa Susana Villarán. Los transportistas ya suspendieron dos medidas de fuerza con anterioridad. Se trata de una prueba de fuego para la comuna.

DATOS

Sanciones que no entrarán en vigencia a partir de hoy:

- Prestar servicio con choferes o cobradores con credencial suspendida.

- Prestar servicio con menos del 90% de la flota.

- No contar con sistema de control y de monitoreo inalámbrico.

- No transmitir datos de su flota a la Gerencia de Transporte Urbano (GTU).

- Prestar servicio usando equipos de sonido o TV.

- Operar con buses que no tengan limitador de velocidad.