notitle
notitle

Alonso Segura, Al.Mercadoasegura@peru21.com

El 2011 fue un año de transición política. En política económica, el gran avance fue la definición de los lineamientos de políticas, incluyendo el lanzamiento de los programas bandera del nuevo gobierno, respetando la responsabilidad fiscal. En política monetaria, con la ratificación del presidente del BCR, los directores ya nombrados y la interacción observada con el nuevo gobierno en los primeros meses, queda claro que la independencia está siendo respetada. Sin embargo, hay una agenda pendiente determinante para el desempeño económico de los próximos años. La lista es larga. Vamos a referirnos a tres temas. Es urgente acelerar la promoción de inversión privada vía procesos a cargo de Proinversión; hay que tener cuidado con una Ley General del Trabajo que haga más rígidas las normas laborales; y es necesaria una reforma de las AFP, sobre la base de una discusión técnica, y que considere mecanismos para incrementar su cobertura.