SUBE LA TENSIÓN. Irán lanzó más misiles en el Golfo Pérsico ante la preocupación de Occidente. (Reuters)
SUBE LA TENSIÓN. Irán lanzó más misiles en el Golfo Pérsico ante la preocupación de Occidente. (Reuters)

TEHERÁN (Reuters).– Irán probó con éxito dos misiles de largo alcance (Qader) y uno de corto alcance durante un ejercicio naval en el Golfo Pérsico, mostrando su poderío militar ante la presión occidental sobre su programa nuclear.

El anuncio llegó en medio de 10 días de ejercicios navales en el Golfo, durante los cuales Teherán ha advertido que podría cerrar el estrecho de Ormuz –por el que pasa el 40 por ciento del petróleo mundial– si se impusieran sanciones a sus exportaciones de crudo.

Analistas dicen que la estridente retórica, que ha elevado el precio del petróleo, busca enviar a Occidente el mensaje de que debería pensar mejor el costo económico de imponer más presión sobre Teherán.

Según la agencia de noticias semioficial Fars, el rango de los Qader era de solo 200 kilómetros, aunque otros medios iraníes señalan que pueden alcanzar una distancia superior a los 3,500 kilómetros.

Irán se encuentra a unos 225 kilómetros de su punto más cercano con Bahréin, donde está la Quinta Flota estadounidense, y a unos 1,000 kilómetros de Israel.

Teherán también cuenta con un misil de largo alcance, el Sajjil-2, que destruye un objetivo a 2,400 kilómetros de distancia.

ESTRECHO ABIERTOIrán aclaró que no tenía la intención de cerrar el estrecho de Ormuz, pero que había llevado a cabo ejercicios "simulados" sobre bloquear una vía fluvial vital.

"No hay orden de cerrar el estrecho de Ormuz, pero estamos preparados para varios escenarios", manifestó el jefe naval Habibollah Sayyari a la televisión estatal.

La Quinta Flota estadounidense, con sede en Bahréin, advirtió que no permitiría que la navegación se vea interrumpida.

DATOS

- Teherán niega las acusaciones de Occidente, de que está intentando desarrollar armas atómicas, y sostiene que necesita la tecnología nuclear para generar electricidad.

- Washington e Israel no han descartado una acción militar contra Irán si la diplomacia no resuelve la disputa nuclear del Estado islámico con Occidente.

- Las conversaciones entre Irán y Occidente se estancaron en enero de 2010.