El tapadito Arroé
El tapadito Arroé

Joazhiño Arroé llegó a mitad de año casi en silencio. Sin sitio en el Siena de Italia, el volante ofensivo fichó a préstamo por Alianza a la espera de encontrar una oportunidad para mostrar su fútbol.

Parecía que iba a pasar inadvertido en Matute, pero la lesión de Paolo Hurtado y su propio juego le hicieron el espacio. La semana pasada fue el mejor en la goleada sobre Boys y ayer encarriló la victoria en el Elías Aguirre.

"Estoy muy feliz porque ni siquiera pensaba en jugar la final. Entré con confianza. El pase de Ovelar fue bueno, a mí solo me quedó convertir. Luego fui a saludar a José Soto porque siempre me dice que voy a anotar", señaló el chico que, en 2007, cuando tenía 15 años, partió al Siena desde las divisiones menores del Cristal. Hoy lo empiezan a querer en Matute.