Sedapal advirtió que no podrá garantizar el servicio. (Luis Gonzales)
Sedapal advirtió que no podrá garantizar el servicio. (Luis Gonzales)

Ante la advertencia de Sedapal –sobre el posible desabastecimiento de agua para nuevas construcciones–, la Municipalidad de San Isidro prepara un proyecto de ordenanza que determinará la suspensión de la entrega de más licencias.

Así lo informó Víctor Bazán, regidor de dicha comuna, quien considera que las constructoras o los nuevos propietarios deben garantizar que tendrán acceso al agua antes de solicitar una autorización para ejecutar obras.

Hace días, Perú21 reveló que Sedapal tiene dificultades para atender las creciente demanda de agua en el distrito. Esto se debe a que algunas casas que antes figuraban como unifamiliares se han convertido en enormes edificios multifamiliares (de varios pisos).

MÁS RIESGOPor otro lado, Bazán denunció que el burgomaestre sanisidrino, Raúl Cantella, ha firmado un decreto que permite el incremento de pisos en diversas zonas.

"Ha regalado dos pisos adicionales a la altura máxima que establece la actual normativa", declaró a Perú21.

Esto ocurre en las avenidas Javier Prado Oeste y Jorge Basadre, donde se podrá llegar a los siete o a los diez niveles.

"Cuando los regidores le consultamos sobre estas irresponsables medidas, nos respondió que investigará las disposiciones pues no reconoce sus firmas como verdaderas", advirtió Bazán con preocupación.

DATOS

- Santiago de Surco está por aprobar una medida similar. La razón es la misma: la posible escasez de agua.

- San Isidro elaboró un Plan de Desarrollo Urbano y Plan Urbano Distrital para determinar qué zonas podrían ser afectadas por el desabastecimiento.