Canciller no ve con buenos ojos el tratado firmado. (USI)
Canciller no ve con buenos ojos el tratado firmado. (USI)

Los titulares de los ministerios de Defensa y de Relaciones Exteriores, Luis Otárola y Rafael Roncagliolo, respectivamente, anunciaron ayer la suspensión de todo tipo de convenio, acuerdo o contrato con Bielorrusia o con empresas de este país.

La medida se debe al interés económico que habría por parte de la estatal bielorrusa Beltechexport, que hace 15 años estafó al Estado por más de 400 millones dólares con la venta de 25 aviones Sukhoi-25 a precios sobrevalorados.

ACLARAN A MORA El canciller Roncagliolo también admitió que fue en el gobierno de Humala, y no en el del expresidente Alan García, que se firmó el convenio de cooperación técnico-militar con Bielorrusia.

Fue un claro desmentido al exministro de Defensa Daniel Mora, quien afirmó que todo lo actuado en este controvertido tema fue gestado y definido en el gobierno aprista.

"El convenio no fue suscrito por el gobierno anterior. Este viene del año 2004 (en pleno gobierno del presidente Alejandro Toledo Manrique)", precisó el titular de la Cancillería, confirmando la versión que el excanciller José Antonio García Belaunde diera a este diario.

Por su parte, el ministro de Defensa, Luis Otárola, también ratificó la información de Perú21 relacionada a que tres bielorrusos, representantes de Beltechexport, llegaron a nuestro país "para sostener reuniones de carácter técnico con un equipo de la FAP".

Confirmó la formación de una comisión técnica que investigará e informará sobre el trabajo que realizó la FAP en el caso de los Sukhoi y sobre "la pertinencia o no de continuar las tratativas con el Gobierno de Bielorrusia".

"Debido a los antecedentes, podría tener ciertos reparos de carácter ético para concretar un acuerdo o contrato con la empresa en cuestión", manifestó Otárola respecto a este caso, denunciado en WillaxTV hace una semana.

SABÍA QUE

- El ministro Otárola dijo que este acuerdo requiere la aprobación del Congreso.

- Indicó que no se realizará ningún acto jurídico basado en un convenio que no está vigente. Reparar los Sukhoi cuesta 39 millones de dólares.