notitle
notitle

Patricia era feliz con Andrés. Llevaban varios meses de enamorados. Si bien todo no era perfecto y a veces peleaban, por lo general, la pasaban bien, se divertían juntos y se querían mucho. Incluso él le había presentado a su mamá y ella se quedaba a dormir en casa de él y se comunicaban todo el día.

Sin embargo, un día a Andrés le entraron dudas, sintió un profundo miedo al compromiso y decidió terminar con Patricia porque según le dijo, "estaba confundido y no quería hacerle daño".

A Patricia le afectó mucho, le pidió que reflexione, le dijo que esas dudas podrían desaparecer con los días y que no tenía sentido terminar una relación tan bonita por ese motivo. Pese a todo ello, él decidió alejarse radicalmente.

Ella se deprimió profundamente: no podía creer que jamás dormiría entre los brazos de Andrés, le costaba aceptar que el hombre con el que miraba las estrellas en la playa y escuchaba música todas las noches ya no estaba más a su lado.

Todo le traía recuerdos, desde el llavero de gatito que le regaló una vez hasta el chifa en el que almorzaban siempre. Era triste.

Extrañaba las conversaciones telefónicas en la madrugada, los poemas y canciones que Andrés le cantaba antes de dormir. A la par, ella bajó su productividad en el trabajo y su jefe le llamaba constantemente la atención.

Se distanció de sus amigos y en sus días libres no deseaba ni levantarse de su cama. Se alejó de su familia y se encerró durante mucho tiempo. Cuando salía, solo bebía licor en exceso y siempre estaba de mal humor. Pasaron los meses y en lugar de que el tiempo aliviara las penas, ella solo se sentía más devastada. Tenía la esperanza de que Andrés recapacitara y regresara con ella.

¿CÓMO SUPERARLO?La psicóloga Rosa Mena aconseja que cuando una relación se acaba, lo mejor es que tomes un tiempo para asimilarlo. Puede durar varias semanas. Ello depende de cuán intenso fue el vínculo. Mena también recomienda compartir tiempo con los amigos o familiares que te hagan sentir mejor. Además, así evitarás sentirte sol@. "Es importante saber que el final de algo es el inicio de una nueva etapa en tu vida, así que aprovecha este tiempo para renovarte, cambiar de look o simplemente hacer las cosas que dejaste de hacer cuando estabas con él o ella", concluye la especialista.

SABÍA QUE

- No inicies una nueva relación ni tengas encuentros casuales con otras personas si aún extrañas a tu expareja.

- Emplea el tiempo libre para estudiar algo, trabajar con más empeño o para salir a pasear.

- Evita ir a los lugares que te traen recuerdos.